El atún, al igual que otros organismos vivos, es vulnerable a las enfermedades y también puede ser hospedero de parásitos. Los peces en general pueden ser infecciosos por un amplio rango de patógenos virales, bacterianos, fún y parasíticos. Algunas de estas vulnerabilidades no afectan negativamente el valor del pez, aunque otras tienen efectos devastadores. Generalmente es prácticamente imposible juzgar la fisiología del atún desde su apariencia externa, pero al cortarlo, algunas condiciones adversas serán bastantes obvias.

Básicamente, los signos visibles de enfermedad pueden tener causas muy distintas y puede ser difícil diferenciarlos.

Es arriesgado intentar nombrar la enfermedad con base únicamente en la observación superficial del organismo, y el diagnostico científico de las enfermedades del atún está muy por encima del alcance y misión de este manual.

Esta sección examinara las enfermedades, parásitos y defectos naturales encontrados más comúnmente y que son los mas importantes para los negociantes de atún

Métodos para detectar las enfermedades y parásitos del atún

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *